20 acciones para practicar el Estoicismo desde hoy

Recibo bastantes mensajes de personas interesadas en el estoicismo. Sin duda, se trata de una filosofía práctica que está alcanzando bastante relevancia o popularidad.

Por ello, comparto hoy 20 acciones concretas que pueden permitir a cualquiera conseguir, entre otras mejoras, la serenidad y paz interior que promete esta corriente filosófica. Tomadas conjuntamente, suponen un buen entrenamiento para el desarrollo del carácter estoico.


1. Deshazte de cosas que no utilizas desde hace tiempo. Tíralas o dónalas.
2. Simplifica tu vida de algún modo. Vive con menos de algo.
3. Elimina u olvídate hoy de uno de tus deseos. Y mañana de otro. Estos son contratos con uno mismo para ser infeliz.
4. Sáltate una comida. Incluso mejor, haz un día de ayuno. No te pasará nada malo. De hecho, el ayuno tiene efectos beneficiosos; y también, recuerda lo que es el hambre.
5. Pasa una hora sin hablar. ¿Ya lo haces? Prueba entonces con dos horas.
6. Vístete con algo que no te guste. Fíjate en lo poco que le importa a los demás.
7. Pasa una hora si hacer nada. No leas, no consultes tu móvil. Solo siéntate ahí.
8. Busca algo que no hagas bien y practica para hacerlo mejor.
9. Escribe con tu mano no dominante. Come con ella también. Úsala más.
10. Si hoy fuera tu último día en este mundo, ¿a quién te gustaría agradecer algo? Hazlo ya.
11. Si hoy fuera tu último día en este mundo, ¿con quién te gustaría disculparte? Hazlo ya.
12. Si hoy fuera tu último día en este mundo, ¿a quién te gustaría decirle ‘te quiero’ o ‘te aprecio’ o ‘eres importante para mí’? Díselo ya.
13. Piensa en lo peor que alguien te haya hecho nunca. Y dite a ti mismo, ‘te perdono’. Sí, esta es de las más difíciles, lo sé; por eso es la 13, mi número favorito ;-).
14. Agradece algo a alguien cada día.
15. Reflexiona regularmente sobre el hecho de que nada permanece. Todo cambia. Y todo acaba.
16. Enfócate en el proceso, en tu esfuerzo, no en el resultado.
17. Deja de compararte con los demás. Aprende de ellos.
18. Admite que no sabes y pide ayuda.
19. Suelta el control. Aprende a disfrutar cuando las cosas no salen como tú esperabas.
20. Practica el Amor Fati. Es un principio estoico poco comprendido generalmente. No olvides nunca que cuando ocurre un revés, es posible que con ello estés evitando algo peor. No solo evita amargarte si algo sale mal, sino que agradece lo que ocurre porque podría haber sido mucho peor.

Si te interesa explorar más sobre cómo desarrollar en la práctica el estoicismo en tu vida cotidiana, puedes leer aquí en el blog la serie Pensamientos para mí mismo y esta entrada sobre El obstáculo es el camino.

Cuídate, P.