Breve lección magistral sobre liderazgo de la Madre Teresa

Breve lección magistral sobre liderazgo de la madre Teresa

Cada vez que sonríes a alguien es un acto de amor, un regalo a esa persona, algo hermoso. – Madre Teresa

En 2004 escuché por primera vez a mi maestro Brian Bacon, fundador y presidente de mi organización Oxford Leadership, contar una fascinante historia sobre una lección magistral sobre liderazgo y cambio de la Madre Teresa de Calcuta.

Nos contó Brian que en 1991 se celebró en San Francisco un gran evento sobre liderazgo y cambio. Todos los grandes nombres del momento, los gurús, estaban presentes como oradores. Y al acabar el evento en una escala de 1 a 10 las valoraciones de todos ellos eran muy altas, entre 8 y 10. Pero había una persona que habían obtenido un promedio superior a 10; algunos asistentes le habían dado un 15 y hasta un 20. ¿Quién era esa persona? La Madre Teresa.

Estaba en San Francisco por otro motivo y los organizadores vieron la oportunidad de invitarla a participar en el evento de liderazgo y cambio para que, como una de las grandes líderes mundiales del momento, fundadora de las Misioneras de la Caridad, compartiera su punto de vista sobre el liderazgo y el cambio. Y allí que se presentó ella y su conferencia duró solo dos minutos.

De hecho habló menos tiempo, porque al entrar en el enorme escenario esa mujer pequeña, de tez cetrina y enfundada en su clásico hábito de monja permaneció quieta, serena y en silencio durante casi un minuto mirando con atención de lado a lado a los varios miles de asistentes.

Y tras ese impactante silencio dijo de modo pausado, humilde y contundente:

‘Yo no sé nada sobre liderazgo y cambio; pero si sé que si quieren ver cambio en sus organizaciones necesitan conocer y amar a su gente, porque si no conocen a su gente no habrá confianza, y si no hay confianza la gente no asumirá riesgos, y si no asumen riesgos no habrá cambio. Y deben amar a su gente, porque sin amor no habrá pasión, y si no hay pasión ellos no se sentirán poderosos, y si no se sienten poderosos no habrá cambio. Así que si quieren ver el cambio en su gente primero deben conocerlos y amarlos.’

Y yo quiero resaltar que dijo amar. Es curioso cómo desde que empecé a trabajar en el mundo empresarial, hace casi 25 años, siempre he oído hablar de miedo.  El miedo existe y del miedo se habla y se escribe. El amor también existe, por supuesto, pero casi nadie habla de él en las empresas.

Y justo el mismo año que yo empecé mi carrera profesional en la gestión de recursos humanos aquella pequeña y tenaz monja de origen albanés se subió por casualidad en uno de los altares del liderazgo empresarial y con humildad compartió su lección magistral que impactó en muchos de los presentes y que aún lo sigue haciendo entre los no presentes: el liderazgo y el cambio requieren conocer y amar a tu equipo, a tus colaboradores.

Sé feliz, P.