La promesa del liderazgo del CEO (1/2)

Ser el CEO de una organización supone mantener unos acuerdos, compromisos o promesas con los stakeholders más relevantes de esa organización. Y probablemente un conjunto de los más relevantes, si no el que más, sea el grupo de promesas sobre cómo liderar la organización, la promesa del liderazgo (como se le llama en Mastering Leadership de Bob Anderson y Bill Adams).

Esta promesa del liderazgo es universal y tiene cuatro dimensiones:

1. Marcar la dirección adecuada y crear un trabajo con sentido.
2. Involucrar a todos los stakeholders y mantenerlos responsables de su desempeño
3. Garantizar que los procesos y sistemas promueven el enfoque y la ejecución.
4. Liderar con eficacia, manteniendo relaciones de confianza que permitan alcanzar los resultados deseados.

Dimensiones de la eficacia del liderazgo de un CEO

Promesa 1: Dirección y Sentido.

El CEO y su equipo suelen formar el Comité de Dirección. Y con tal son responsables de marcar la dirección de la organización, definiendo la visión y las estrategias necesarias para conseguir beneficios y crecimiento sostenible. Identifican también los mercados y productos, el propósito, los valores, la visión y la cultura. Estos son los elementos esenciales que le dan sentido a una organización.

Marcar la dirección y crear sentido constituyen pasos vitales para cualquier organización que desee prosperar. Y aun son muchos, lamentablemente, que creen que lo del propósito, valores, visión y cultura es una veleidad ajena a lo importante, que para ellos es exclusivamente ganar dinero.

De la dirección y el sentido emerge la identidad de la organización, su huella. Y el CEO y su equipo deben definir cómo esa organización crea valor y responde a la siguiente pregunta: ¿Cuál es nuestra contribución única a este mundo?

Cuando trabajamos invertimos nuestra vida, nuestra sangre (tiempo, talento y energía) en la organización. Y por ello, casi todos aspiramos a darle sentido a ese trabajo, a recibir recompensas que van más allá de lo económico, y a contribuir al propósito más elevado de la organización.

Los líderes crean el contexto y las condiciones en los que personas y organización prosperan. Cuando el CEO y su equipo de dirección aúnan el trabajo cotidiano de todos en una dirección conectada con un propósito compartido están cumpliendo esta promesa y creando las condiciones para la siguiente.

Promesa 2: Comprometer a todos los stakeholders y mantenerlos responsables.

Cuando la dirección y el sentido están confinados en el Comité de Dirección, el valor se minimiza. Con esta promesa los líderes se comprometen a involucrar al máximo a todos los empleados para que sientan la dirección y el sentido como propios.

Se espera de la alta dirección que proporcione claridad sobre el ‘para qué’ tras el ‘qué’ de la organización, y que consigan así la confianza y el compromiso de los colaboradores para ir en esa dirección y alcanzar los resultados esperados.

Y ese ‘para qué’ de la organización puede conectar con, al menos, parte del ‘para qué’ de cada miembro de la organización y con su contribución cuando es claro, explícito y compartido. Los empleados esperan de sus líderes que creen las condiciones para que puedan alumbrar todo su potencial (talento implícito, energía potencial y pasión) creando una cultura donde las personas puedan prosperar, esforzarse por aportar valor y donde sean valoradas por esta contribución.

Cuando los líderes, por ejemplo, fijan objetivos desafiantes, no basta con comunicarlos sin más. Deben de modo explícito compartir el porqué de esos objetivos, el rol de cada equipo y cada individuo, y la importancia o relevancia de la contribución de cada uno. Y luego, reconocer también las contribuciones colectivas e individuales, porque hay una conexión estrecha entre este reconocimiento y conseguir su compromiso total y que se sienta responsables del todo.

La semana que viene completaré con las dos promesas restantes el conjunto que constituyen la promesa del liderazgo de cualquier CEO.

Cuídate, P.

 

Derecho de autor imagen destacada convisum / 123RF Foto de archivo