Pensamientos para mí mismo I

Empiezo una serie de entradas que voy a llamar ‘Pensamientos para mí mismo’, título tomado prestado del que parece ser el título original de las conocidas Meditaciones del emperador Marco Aurelio.

¿Por qué esta serie?

Se trata de reflexiones breves que, puestas negro sobre blanco, me ayudan a integrar mejor en mi día a día comportamientos deseables para ser mejor persona y para tener un tránsito vital más dichoso. Es una práctica que me sirve para profundizar en el estoicismo. Las comparto en el blog para que no solo queden para mí o mi círculo más íntimo. Confío en que también puedan servir de fuente de inspiración y solaz para aquellos que deseen practicar una vida en línea con los valores del estoicismo.

Después de casi tres décadas practicando la psicología en la empresa y de una década como coach ejecutivo de alta dirección, me doy cuenta de que el desarrollo de la consciencia propia (self-awareness) es la meta-competencia más importante a desarrollar en las empresas y sus líderes. Bueno, es la más importante para el desarrollo de cualquier ser humano.

Competencias cruciales para el éxito

Todas las competencias cruciales para el éxito hoy —empatía, influencia, persuasión, colaboración, curiosidad, generosidad, etc.—parten de la capacidad para tomar consciencia de uno mismo y avanzan después por la determinación personal para cambiar, para progresar, para querer ser una mejor persona al servicio de los demás.

Esta serie que empiezo hoy aquí en mi blog tiene la intención de ayudarme, y quizá animar a otros, a profundizar en esa consciencia de uno mismo. Dejo para cada uno la determinación y el coraje para actuar en consecuencia con cada una de estas reflexiones.

Estos pensamientos para mí mismo no son originales. No pretenden serlo. Están basados fundamentalmente en las lecturas realizadas en los últimos años sobre el estoicismo, sobre todo del llamado estoicismo nuevo o romano, representado principalmente en Musonio Rufo, Epicteto, Séneca y Marco Aurelio. También en autores contemporáneos que han escrito interesantes obras divulgativas sobre el estoicismo como Lawrence Becker, William Ferriolo, Ryan Holiday, William Irvine, Massimo Pigliucci o Donald Robertson. Muchos de los textos estarán sacados de las obras de estos 10 autores y seguro que de alguno más. Es mi selección personal.

Sin más, aquí va la primera reflexión:

pensamientos para mí mismo 1 - Pablo Tovar

No puedes controlar nada

No puedes controlar nada más que tu propia actitud, tus valores y tus acciones. El resto del mundo es como es, y en el futuro será como sea, con o sin tu consentimiento. Así es como es y como debe ser. Tienes trabajo más que suficiente para toda tu vida solo con gobernar tus propios pensamientos y acciones. Tu consciencia y tu voluntad son más que suficientes para mantenerte ocupado, comprometido y desafiado. Domínate a ti mismo, no hay nada más que hacer. De hecho, no puedes hacer nada más. Gestiona tus asuntos, disciplina tus hábitos, y conseguirás más de lo que la mayor parte de personas se atreve a imaginar. Ese es tu propósito único. ¿No te apena permitir que las circunstancias cotidianas te saquen de tu estabilidad?

Evita las innecesarias zozobras o perturbaciones derivadas de insistir en que el mundo debe funcionar de acuerdo con tus expectativas o deseos. ¿Quién crees que eres? Controla las pocas cosas que dependen de ti. Sobre el resto, cultiva la gratitud por la oportunidad de poder respirar y participar en una vida que has encontrado regalada, que nunca has ganado.

Cuídate, P.

Otras entradas de la serie:
Pensamientos para mí mismo II: sobre la naturaleza humana.
Pensamientos para mí mismo III: el éxito o el fracaso no dependen de ti. Ser una persona honorable, sí.
Pensamientos para mí mismo IV: ¡no seas botarate; cuida tu cuerpo!.
Pensamientos para mi mismo V: no te preocupes por ser respetado. Cuida tu dignidad.
Pensamientos para mí mismo VI: dinero y carácter (1/2)