Pensamientos para mí mismo III

“Pensamientos para mí mismo” son reflexiones breves inspiradas en el Estoicismo que, puestas negro sobre blanco, me ayudan en la costosa integración en mi día a día de comportamientos para ser una mejor persona y para tener una vida más dichosa. En su primera entrada puedes conocer mejor el porqué y contexto de esta serie.

En este enlace tienes acceso a todas las entradas ya publicadas.

Sin más, aquí va la siguiente:

El éxito o el fracaso no dependen de ti. Ser una persona honorable, sí

Tanto el éxito como el fracaso dependen de elementos que van más allá de nuestro control o de nuestra voluntad. Nuestro comportamiento, lo que hacemos, sí que es en gran medida nuestra responsabilidad. Pero la evaluación que los demás puedan hacer de ese comportamiento o de nuestros resultados está claramente más allá de nuestras posibilidades, de nuestro control.

Debes, por tanto, evitar cualquier preocupación sobre la valoración de tu comportamiento o de tus resultados por parte de los otros. Esfuérzate en desapegarte de esos juicios. Esto aplica a tu carrera profesional, a tus relaciones, a la mejora de tu carácter…

Haz todo lo que puedas para ser una persona virtuosa, para ser una buena persona, una buena pareja, un buen padre o madre, un buen hijo, un buen amigo, un profesional que aporte valor. Escucha a los demás con atención, sobre todo a aquellos con buena voluntad y a los que te aprecian honestamente, y usa tu propio criterio para mejorar todo lo que esté en tu mano.

Si haces todo lo que eres capaz para ser mejor en todas aquellas dimensiones, no necesitas ocuparte ni preocuparte de si los demás piensan que lo has hecho bien o no. Sé aplicado y cuidadoso en tus relaciones y en tu trabajo. Aprende de tus errores y empéñate en mejorar con la práctica.

No te preocupes por aquellos, sean quienes sean, que cuestionan tu competencia o diligencia. Sé una persona honorable y buena. Con eso es suficiente. Eso es todo.

Cuídate, P.

Otras entradas de la serie:
Pensamientos para mi mismo I: competencias cruciales para el éxito
Pensamientos para mi mismo II: sobre la naturaleza humana.
Pensamientos para mí mismo IV:¡no seas botarate, cuida tu cuerpo!
Pensamientos para mi mismo V: no te preocupes por ser respetado. Cuida tu dignidad.
Pensamientos para mí mismo VI: dinero y carácter (1/2)